El delirante universo de ‘BE GOD IS’ llega a los escenarios madrileños

Irene Herrero Miguel

Ahora que todo el mundo sabe quién es Oriol Pla gracias a la celebrada serie El día de mañana o Merlí, por películas como Truman o Petra e incluso los muy teatreros por Ragazzo, es momento de conocer su más pura esencia, descubriendo BE GOD IS junto a Blai Juanet y Marc Sastre, un espectáculo de Espai Dual con el que llevan girando desde el 2013 y que ahora llega a Teatros del Barrio.

Si hacemos caso al entusiasmo con el que hablan la crítica y los espectadores que ya la han visto en los escenarios catalanes, han pasado por teatros como el Grec, La Villaroel o el Lliure y en estos días también han participado en la edición de Barcelona Distrito Cultural, y el revuelo que se arma cada vez que se programa BE GOD IS, juego de palabras que suena como “bigotis” -bigotes en catalán- seña física identificativa de sus tres intérpretes; es imposible que no se nos despierte una curiosidad desmedida por descubrir qué tiene este espectáculo que conquista al público allá donde se representa.

Con unas claras referencias al cine mudo y al universo clown, esta propuesta hiperactiva, donde el humor se mezcla con la música, el circo y el teatro físico, hace del slapstick terreno abonado para que esta gamberra santísima trinidad que son sus tres intérpretes, creadores y directores -No mencionan en vano a Dios en el título- saquen su vena más descontrolada, en plan cartoon-humano, volando de una situación a otra sin dar respiro al espectador.

El escenario, con tan solo dos sillas, un cajón, una guitarra y un saxo, más la presencia de los tres artistas, se transforma en los múltiples lugares donde se sucede este delirio escénico. Marc Sastre se encarga de la parte musical, creando los diferentes ambientes por los que irán transitando las historias, universos de los que se nutre la pantomima de Oriol Pla, de la misma piel que Chaplin o Keaton, y Blai Juanet responsable de la parte más circense del espectáculo.

BE GOD IS evoluciona y se transforma a pesar del tiempo que lleva sobre los escenarios, se mantiene vivo, haciendo que no solo sorprenda al espectador primerizo, si no que quien reincida seducido por el humor de este trío, va a encontrar nuevos elementos que le atrapen; por algo ha cosechado tantos reconocimientos a lo largo de su trayectoria, siendo galardonado con los primeros premios de la Mostra Minim 2013 del Centro Cívico Sarrià, el del Estrena’t 2014 del Centro Cívico Casa Groga, el del Festival Stripart 2014 en la XIX Muestra de Arte Joven De Horta-Guinardó y el del Festival de Arte Joven de Calle Besmina 2014 en Barcelona, a los que hay que añadir el Premio al mejor espectáculo y mejor actor, para Oriol Pla, en la XX Mostra de Teatre de Barcelona – Teatre del Raval en el 2015.

José Antonio Alba / @joseaalba

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario