LA REVISTA DE ARTES ESCÉNICAS SE VISTE DE GALA

La Revista Godot celebra la Primera Edición de los Premios Godot con una vibrante fiesta de las artes escénicas

'El bar que se tragó a todos los españoles', 'Una noche sin luna' y 'El Golem', las grandes ganadoras de la noche

Bea López

‘Una noche sin luna’ se alzó con dos galardones en la I Edición de los Premios Godot

¿Qué mejor que despedir la temporada con una buena celebración? Los Teatros Luchana acogieron anoche la I Edición de los Premios Godot, organizados por la Revista Godot, publicación que celebraba 13 años de vida apoyando las artes escénicas. Los premios fueron una verdadera y entusiasta fiesta dedicada al tejido cultural de Madrid y, también, a la imprescindible presencia en la capital de compañías y producciones de la periferia.

El actor, director y dramaturgo Juan Vinuesa y la actriz y directora Natalia Hernández fueron los encargados de dirigir y presentar la gala de entrega de los Premios Godot. Fue una velada divertida, dinámica y muy participativa compartida por mucha gente vinculada a las artes escénicas en sus diferentes aspectos.

Además de los presentadores, la ceremonia contó con la participación de otros artistas: el actor Nacho Vera y su Capitán Bazofia con su poética de lo cotidiano; la actriz Julia Rubio; el bailarín y coreógrafo Ricardo Santana; el humor de Virginia Riezu; y la participación especial de la actriz Aurora Herrero y el actor Rafa Núñez.

Reconocimiento de las grandes producciones de los teatros públicos

El bar que se tragó a todos los españoles fue el espectáculo más premiado consiguiendo tres galardones: un Francesco Carril muy emocionado recogió el premio a Mejor Intérprete Hombre, mientras que Alejandro Andújar se hizo con el premio al Mejor Diseño Escénico y Alfredo Sanzol recibió el galardón a Mejor Autoría Teatral Original. La otra gran ganadora de la noche fue Una noche sin luna, que se alzó con dos premios: el Premio Godot a Mejor Obra, que recogió el autor e intérprete Juan Diego Botto, y Premio Godot a la Mejor Iluminación recogido por Valentín Álvarez. 

‘El bar que se tragó a todos los españoles’ recibió tres premios, incluido el de Mejor Intérprete Hombre para Francesco Carril.

El Golem, la producción del Centro Dramático Nacional escrita por Juan Mayorga y dirigida por Alfredo Sanzol consiguió dos estatuillas: una sorprendida y muy agradecida Vicky Luengo recogió el premio a Mejor Intérprete Mujer y Fernando Velázquez, que recibió el galardón a Mejor Música o Espacio Sonoro, admitía que le había sido imposible disfrutar del trabajo de muchos de sus compañeros debido al a enorme capacidad de trabajo del sector.

También llegó esta gran celebración del teatro a Barcelona. Marcel Borràs y Nao Albet aceptaron con mucho entusiasmo a través de un divertido video su premio a Mejor Dirección por Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach. Y también desde la periferia, la revisión cervantina de Numancia de la compañía segoviana Nao d’amores fue premiada como Mejor Vestuario para Deborah Macías.

Danza y OFF por partida doble

Dos premios ex aequo cerraron la gala en las categorías de Mejor Espectáculo de Danza y Premio Godoff. Lucía Marote por El ojo del huracán y María del Mar Suárez, La Chachi por Los inescalables Alpes, buscando a Currito compartieron el premio a Mejor Espectáculo de Danza. Por su parte, Perigallo Teatro y Alberto Velasco fueron ganadores del Premio Godoff por Cabezas de Cartel y Sweet dreams respectivamente.

El vallisoletano Alberto Velasco compartió el Premio Godoff con la compañía Perigallo Teatro.

Como broche de oro el equipo al completo de la obra Gordas recibió el Premio Godot del Público y el director de la Revista GodotJosé Antonio Alba y la directora de marketing de GDT Ediciones, Marisa Navajo, subieron al escenario para entregar el Premio Godot Especial de Honor a Cristina Rota por su trayectoria artística y formadora en las artes escénicas.

La ceremonia, que fue retransmitida en directo, vía streaming, a través del canal de YouTube de la Revista Godot, estuvo marcada por la ilusión de celebrar y un dinamismo e inclusión de todos los actantes del sector escénico, un profundo reconocimiento al esfuerzo realizado por salas, compañías y profesionales para continuar sobre las tablas durante la pandemia.

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario