Todo lo que necesitas para ir al teatro

Los Bárbaros – Martirio, ¿muerto el perro, se acabó la rabia?

17 octubre 2021
e

De izquierda a derecha, Julio Rojas, dramaturgo, Alba Enríquez, actriz y Aarón Lobato, director.

En Teatro Madrid hemos querido hablar con Los Bárbaros, compañía de teatro compuesta por Aarón Lobato y Julio Rojas, y también con Alba Enríquez, la actriz que encarna a Martirio, hija de Bernarda, en su nueva obra que lleva el mismo nombre. 

La compañía obtuvo la candidatura al Mejor Espectáculo Revelación en los Premios Max por su primera obra Julieta & Ofelia; suicidas de toda la vida. También, con su segunda pieza Wände Wunde, consiguió las candidaturas al Mejor Espectáculo y Mejor Autoría Revelación en los mismos premios. Ahora, Martirio, llega a la sala Nave 73 el 20 de octubre, dentro de la muestra de Creación Escénica Surge Madrid 2021

El silencio de Martirio, la hija de Bernarda más fea, enfermiza y envidiosa, parece ser un silencio lleno de ruido. Desde hace ya un año y también durante la residencia de creación e investigación que les concedió TeatroLab, los entrevistados se han adentrado en esa barahúnda para darle voz a este personaje secundario.

Bernarda ha muerto: «ahora soy libre, se abrió la jaula»

Imagen de 'Martirio' en NAVE 73 - SURGE MADRID 2021

Fotografía oficial de Surge Madrid 2021, realizada por @maykiso.

Cuando les pregunto por qué decidieron darle voz a Martirio, me cuentan que al principio buscaban un personaje femenino que interpretase Alba y que fuera interesante investigar. En el proceso de creación surgieron varios nombres pero, cuando apareció el de ella, lo tuvieron claro.

El dramaturgo de la obra, Julio Rojas, puntualiza: «A cada uno de nosotros tres, Martirio nos sugería ideas diferentes pero, a la vez, parejas. Por ejemplo, a mí me fascina mucho su supuesta maldad. También el hecho de que no sea un personaje redimido en la obra original y que su carácter, sus intervenciones, fueran propias de un personaje tan seco, tan oscuro… Por eso y también por ese lugar tan incómodo en el que está el personaje con respecto al mundo y con respecto a sí misma. Me parecía muy intrigante. Además es un gran misterio, nunca se revela del todo el por qué actúa como actuó en La Casa de Bernarda Alba.» 

«¿Ahora soy huérfana o soy libre? Soy libre porque soy huérfana»

¿Cómo se siente Martirio ahora que ha muerto Bernarda? ¿Qué es lo que busca?

Alba Enríquez. Se busca a sí misma. Una vez muerta su madre, se le han caído las restricciones, todo eso que daba sentido a su personalidad, a lo que ella debía ser. ¿Si me quitan las restricciones, quién soy? Ahora tiene una oportunidad de ser quien es o quien quiere ser. Esto nos conectaba bastante con ella, todos al final vivimos con nuestras circunstancias y con las cosas que nos oprimen y, si esas cosas desaparecieran, ¿quiénes seríamos? 

La búsqueda interior hacia la creación de uno mismo, el miedo que da esa libertad, el vértigo que da decir: puedo ser quien quiera. Cuando Bernarda no está, ella necesita un sentido. Eso enlaza también bastante con otra cosa que queremos contar, desde el punto de vista en mi caso, como mujer. No tenemos permiso muchas veces para ser o para ser espontáneas porque ocupamos un rol social que nos estigmatiza y nos esclaviza tanto como a Martirio su nombre. 

Aarón Lobato. Sí, llevamos un año investigando, pensando sobre esta pregunta: quién es Martirio y quiénes somos nosotros a partir de un hecho significativo en nuestras vidas. Todos hemos pasado situaciones personales en las que nos hacen posicionarnos a nosotros mismos frente al mundo en un punto en el que no sabemos ya quiénes somos ahora: por ejemplo, con el confinamiento y la pandemia. Hoy por hoy nadie puede decir que es la misma persona después de haber pasado un confinamiento, una pandemia y que hayan cambiado nuestros hábitos sociales. Martirio habla de cuando se produce un cambio fuerte en la vida personal, de cómo afrontas tú ese cambio y, a partir de ahí, qué pasa con tu vida. 

A.E. Bernarda es un icono que todos conocemos. Es un personaje universal. La muerte es un suceso definitivo que, al final, lo que hace es conectarte con la vida. Y esa vuelta a la vida tras una experiencia de muerte, de la muerte de su madre, es la que le hace volver a visitar quién es y cómo se posiciona para continuar viviendo. 

Alba Enríquez interpretando a Martirio. Fotografía de Carlos Rubio Recio.

«¿Quién soy? No lo sé ni tengo permitido saberlo»

Cuando una persona no sabe quién es porque no le han permitido ser una misma, ¿puede ser cualquier cosa o ya no hay marcha atrás? 

J.R. Es una gran pregunta que no podemos responder… (ríe). Es a lo que finalmente Martirio se enfrenta: ¿puede ser ella misma o es imposible ya? 

A.L. Sí, creemos que es más interesante tanto en el texto de Julio, como en la puesta en escena y en la interpretación de Alba, dejar interrogantes abiertos. No vamos a dejar nada cerrado porque eso está en la mano del espectador. Es más interesante que tú, con la información que has tenido, comprendas esta historia y salgas pensando qué ha pasado realmente. Te deja un poso. Si te dan todas las respuestas en una función, sales y ya está, te vas a dormir. Lo que nos gusta como compañía es plantear retos y preguntas. El espectador también forma parte de la obra y completa la obra, es también parte de la dramaturgia. 

A.E. Es una pregunta tan potente que el hecho de que no tenga respuesta es el verdadero motor para renovar Martirio cada vez y que nazca de verdad cada día. 

Aarón, como director, ¿cómo has enfocado la puesta en escena de este monólogo?

A.L. Lo he intentado hacer lo más sobrio posible. A mí me gusta mucho el efecto escénico, que el teatro se vea que es teatro, que se vea todo el mecanismo teatral. En las anteriores obras también se veía. Lo único que hay en escena es una lápida y un cuadrilátero de 5×5 donde está Martirio. Básicamente, para la puesta en escena me he basado en una actriz maravillosa, que se llama Alba, en un texto maravilloso… Este espectáculo funciona perfectamente sin música, sin luces, sin aparataje, porque es tan bestia el artefacto textual, literario, poético. Esta mujer, diciendo ese texto… Necesita poco más. Lo que aporto son minucias. 

Tengo que agradecer no solo a Alba y a Julio, sino a todo el equipo, que además son amigos, ya que como dinero no tenemos, al final es un acto de gratitud que esto salga adelante. Tenemos suerte de tener amigos y a gente muy creativa como Alberto Malalengua que nos hace la música, Andrés Acevedo que nos está haciendo la dirección de movimiento, Diego Domínguez con el diseño de luces… Todo el equipo, que pone su granito de arena porque confía en el proyecto, le gusta lo que contamos y, al final, la puesta en escena es coger un poco de allí, un poco de aquí y ponerlo todo en el mismo carril. Soy la vía del tren pero los vagones son ellos y lo que hace que llegue de un sitio a otro es todo el equipo. 

Imagen del espectáculo teatral ‘Martirio’ que podrá verse en Nave 73. Fotografía de Carlos Rubio Recio.

«Muerto el perro, se acabó la rabia»

Contadme sobre la residencia de creación e investigación en TeatroLab. 

A.L. Si yo soy la vía y ellos son el tren, la estación ha sido TeatroLab. Les gustó y confiaron en el proyecto y es una maravilla tener una sala de ensayos tan buena y tanto tiempo disponible. Le debemos mucho a Gabriel Olivares, no solo nos ha dejado la sala de ensayo sino que también muchas cosas de la escenografía, que son caras y supondrían un coste bastante elevado para nosotros como compañía y la verdad es que lo consideramos nuestro padrino, nos está llevando de la mano. 

J.R. Más allá de la residencia, que ha sido muy importante, nos juntábamos los tres una vez por semana en casa de Aarón y hacíamos trabajo de investigación sobre el texto, sobre el personaje y ya en la residencia podíamos poner todo eso en pie y que lo viera un público por primera vez, que eso fue muy importante. Más allá de la residencia han continuado apoyando el proyecto y, sin ellos, no hubiésemos podido montar esta función. 

A.L. Me parece muy importante la labor que está haciendo Gabriel Olivares, que tiene ya un nombre en lo que se conoce como ‘teatro comercial’, y la apuesta que hace por el teatro de investigación. Le está dando un espacio al teatro más Off, apoyando otro tipo de montajes. Y eso a él le honra mucho y hay que valorarlo. El mundo del teatro debería reconocérselo. 

¿Qué planes tenéis para la obra cuando finalice la muestra de Surge?

J.R. Nos gustaría tener muchos más planes de los que tenemos. A pesar de que estrenamos ahora, hemos enviado el material a todos los teatros de los que tenemos un contacto. Actualmente gracias a Nave 73 tenemos diez días de función. El mundo de la distribución, por lo poco que conozco, es un mundo muy difícil. Además no tenemos distribuidora, lo hacemos nosotros. 

Querríamos llevarlo también fuera de Madrid, ya que es un montaje asequible económicamente porque somos un equipo pequeño y temáticamente es un tema universal. 

A.L. También en el CDN, en las Naves del Español o en el Teatro Español… Ese es el sueño que tenemos siempre que empezamos cualquier montaje. Tuvimos la suerte de estar con Wände Wunde dos días de muestra en el Teatro de la Abadía. Nos encantaría poder estar en un teatro grande y vivir de esto en algún momento. 

J.R. Esperamos que surja, que surjan cosas del Surge.

A.L. Que conozcan el teatro de batalla que hacemos en Madrid, que con poco presupuesto, con muchas ganas y mucho corazón se pueden hacer cosas muy buenas y muy bonitas. 

A.E. Añado bastante poco porque son dos genios y no tengo nada que añadir, comulgo con todo lo que dicen. Me siento muy agradecida y me encargo de decírselo todo el rato. Ellos no saben lo que me han regalado, porque para mí esto ha sido un camino personal brutal con el que, independientemente de lo que ocurra con Martirio, para mí esto ya ha sido un éxito en mi vida. 

Los entrevistados en un ensayo en Nave 73.

 

Entrevista: Andrea Garriga González / @andreagarriga14

 

Únete gratis a Teatro Madrid
Creando tu usuario disfrutarás de sorteos y promociones, podrás valorar espectáculos y dejar tus comentarios, acceder al Calendario TM con toda la programación y recibir nuestro newsletter semanal con toda la actividad teatral de la ciudad de Madrid.

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario