EN EL TEATRO FERNÁN GÓMEZ

Todo sobre el amor en la obra ‘Mañanas de abril y mayo’ dirigida por Laila Ripoll

Una comedia en verso de Calderón de la Barca, llena de vitalidad y alegría, en versión de Carolina África

Redacción

La comedia en verso Mañanas de abril y mayo, con canciones interpretadas en directo, recrea un Madrid verde y florido, bucólico y sensual, en el que las jóvenes parejas de enamorados se confunden, se evitan, se engañan, se sorprenden, se buscan, y, a veces, hasta se encuentran.

Esta obra de Calderón de la Barca plagada de enredos y confusiones, en versión de Carolina África y bajo la dirección de Laila Ripoll, estará en cartel en el Teatro Fernán Gómez hasta el 14 de mayo.

Todo es juego y alegría en este Calderón primaveral y retozón, donde la fuerza de la naturaleza se impone a la reflexión, y los huertos, jardines y bosquecillos de Madrid resultan ser los otros grandes protagonistas de la trama. Esta pieza, que se podría calificar de costumbrista, retrata a la perfección las relaciones humanas, sobre todo en lo que al amor se refiere.

mañanas de abril y mayo dirigido por laila ripoll en el teatro fernán gómez

Las actrices Sandra Landín, Alba Recondo, Nieves Soria y Ana Varela. Foto: David Ruiz

En palabras de la directora Laila Ripoll, la pieza se presenta como “un Calderón como si fuese una película de Doris Day, ¿por qué no? Colores, luz, sensualidad, alegría, música y juventud brillan en cada elegante verso de este texto. Mujeres que bien podrían ser aquella Ava Gardner que se divertía en el Madrid de finales de los 50, Marcello Mastroianni paseando por San Antonio de la Florida, galanes con el punto tenebroso del Mr. Ripley de Alan Delon en A pleno sol, Jerry Lewis en su mejor momento, criados que parecen sacados de Atraco a las tres… Todo parece hecho a la medida de este Calderón sensual y divertido, en el que una mujer con un sombrerito blanco, al más puro Audrey Hepburn, ubicua y juguetona, es responsable de un enredo monumental que deja al espectador boquiabierto”. “Mañanas de abril y mayo fue representada por Margarita Xirgu”, añade Ripoll, “y también llevada a escena por el gran tándem formado por Narros y D´Odorico, hace ya más de veinte años, sin que tengamos noticia de que se haya vuelto a representar. Sirva este espectáculo como un humilde homenaje a todos ellos y a su manera de hacer y entender el teatro”.

Un Calderón de la Barca plagado de enredos

En casa de don Pedro se presenta súbitamente don Juan de Guzmán. Viene embozado a fin de no ser reconocido, pues le busca la justicia porque tiempo atrás dio muerte, por celos, a un caballero que encontró al salir de la casa de doña Ana de Lara, su enamorada. El amor hacia doña Ana le hace volver a Madrid, a pedir refugio junto a su amigo don Pedro, cuya casa es contigua a la de doña Ana. Don Pedro, a su vez, anda por «aquellas mañanas de abril y mayo», en galanteos por el parque de la ciudad, tras doña Clara, de la que está perdidamente enamorado. El amante de doña Clara es don Hipólito, el más fatuo y maldiciente caballero de todo Madrid, quien le ha prohibido salir al parque, pero doña Clara burla la prohibición disfrazada y cubierta la cara por un sombrero blanco con un velo, haciéndose pasar por otra mujer desconocida de la que el veleta de don Hipólito se enamora al momento.

Mientras tanto, doña Ana, entristecida por la partida de don Juan, no sale de su casa si no es para asistir a misa, pero por una serie de malentendidos termina con el sombrerito blanco de doña Clara en sus manos, con lo que don Hipólito cree que la misteriosa desconocida es ella y comienza a galantearla. Don Hipólito solicita de don Pedro que le deje su casa para una entrevista con doña Ana, lo cual pone a don Pedro en un aprieto, entre la amistad de don Hipólito y de don Juan.

A partir de este planteamiento del primer acto, la acción se va complicando visiblemente. Doña Ana y doña Clara se visten con el mismo vestido y se cubren el rostro con el mismo sombrero blanco cubierto por un velo, engañando así a don Hipólito, que cuando cree estar doña Clara se encuentra con doña Ana y viceversa. En uno de estos lances se descubre el enredo y se perdona a don Juan, lo que permite que todas las situaciones de la comedia tengan solución.

mañanas de abril y mayo de laila ripoll en el teatro fernán gómez

‘Mañanas de abril y mayo’ realiza un retrato costumbrista del amor. Foto: David Ruiz

La ficha artística la forman Pablo Béjar, Guillermo Calero, José Ramón Iglesias, Sandra Landín,
Juan Carlos Pertusa, Alba Recondo, Nieves Soria y Ana Varela en la interpretación y con la
música original de Mariano Marín, vestuario de Almudena R. Huertas, escenografía de Arturo
Martín Burgos y videoescena de Emilio Valenzuela.

Más información y venta de entradas:

Escrito por
Redacción

Nuestro equipo ofrece la información más actualizada sobre los últimos estrenos de la cartelera teatral de Madrid.

Además, el equipo de redacción de la Revista Teatro Madrid te trae entrevistas a profesionales del sector, los mejores análisis y curiosidades de las obras teatrales para que conozcas todos los detalles de este emocionante mundo escénico.

Artículos relacionados
Tres curiosidades sobre ‘Grease, el Musical’

Tres curiosidades sobre ‘Grease, el Musical’

Desde su estreno en Broadway en 1971, Grease se ha convertido en un fenómeno cultural global. La adaptación cinematográfica de 1978, protagonizada por John Travolta y Olivia Newton-John, catapultó la […]

El musical ‘Come From Away’ llega a Madrid

El musical ‘Come From Away’ llega a Madrid

Madrid se prepara para recibir uno de los musicales más aclamados de los últimos años: Come From Away. Este espectáculo narra la inspiradora historia real de cómo, tras el cierre […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!