Espía a una mujer que se mata
Drama

Espía a una mujer que se mata

No habrá vestimentas teatrales, ni ritmos bucólicos en fríos salones, ni trastos que denoten el tiempo campestre. La acción se desarrollará en la ya vieja y golpeada escenografía de Mujeres soñaron caballos. Una mesa, dos sillas y una botella. Quitando elementos hasta llegar a la expresión mínima, adecuada para los actores. Espía a una mujer que se mata, versión de Tío Vania de Anton Chéjov, acaba sedimentando algunas cuestiones de orden universal: el alcohol, el amor por la naturaleza, los animales toscos y la búsqueda de la verdad a través del arte. Dios, Stanislavski y Genet, desvencijados.

Duración:
Idioma:
Castellano
Fotos y vídeos
Artículos relacionados

Vania invita a Madrid a tres chupitos de vodka

¿Qué sería del teatro madrileño si no existiera Chéjov? ¿Qué hubiera sido de la corriente escénica más actual de la capital si el ruso se hubiera deprimido y hubiera colgado […]

¡Enlace copiado!