ENTREVISTA

Carlos Sobera: «Del personaje Miles Gloriosus comparto la ternura; la tontería la dejo para otro»

El actor y presentador estrena en el Teatro Reina Victoria esta comedia desternillante de Plauto que triunfó en el Festival de Mérida con más de 15.000 espectadores

Mariajo López

Imagen del espectáculo teatral 'Miles Gloriosus' con Carlos Sobera

Narcisista, fanfarrón, pagado de sí mismo y obsesionado con el sexo. Estas son solo cuatro cualidades que definen a Miles Gloriosus, el personaje que interpreta Carlos Sobera y que da nombre a la obra que protagonizará hasta el 27 de noviembre en el Teatro Reina Victoria.

Bajo la dirección de Pep Anton Gómez, esta comedia descacharrante viene de colgar el cartel de ‘no hay localidades’, con más de 15.000 espectadores, en su debut el pasado Festival de Mérida; un éxito refrendado en Bilbao, Alicante y San Javier.

Aunque parezca complicado que con semejantes atributos Miles Gloriosus pueda conectar con el público, el actor asegura que «todos los personajes, por muchas perversiones que tengan, y por muchos defectos que acumulen, siempre guardan en algún rincón alguna virtud. Y eso el público, sobre todo si le tiene algún cariño al personaje, lo utiliza para engancharse por ahí». El dibujo que se plantea inicialmente del protagonista de la obra es demoledor, pero luego el público «se va encariñando con él. A veces, de tan tonto que es –lo dibujó así Plauto porque quería satirizarlo–, produce ternura». Una ternura que el propio Carlos Sobera reconoce compartir con el personaje. «La tontería la voy a dejar para otro», apostilla entre risas.

Imagen del espectáculo teatral 'Miles Gloriosus' con Carlos Sobera

Miles Gloriosus, adalid del amor tóxico

Este es el enredo. Miles es un prototipo de hombre que nos resulta muy familiar. Dejando de lado su condición de militar, invicto por supuesto, es un sujeto empoderado en la creencia de que todas las mujeres lo adoran, y, por ende, a todas las féminas pretende. Vive en Éfeso junto a Cornelia (Elena Ballesteros), una bella princesa. El guerrero cree que bebe los vientos por él, olvidando el pequeño detalle de que la tiene secuestrada.

El criado de Miles, Geta (Ángel Pardo), está harto de tener amo y de que ese ‘dueño y señor’ sea precisamente Miles. Decide ayudar a la bella Cornelia a reencontrarse con su verdadero amor, que no es otro que Plenilunio (David Tortosa), una joyita que toda madre querría para su hija. Pero Geta quiere más, urde un brillante plan para dar un escarmiento al militar aprovechando su obsesión por el sexo. El criado recibirá la ayuda de sus vecinos, que también ansían escarmentar al militar…

Si vamos a Moscú, renuncio al papel y se lo cedo gratuitamente a Putin, que seguro que lo hacía de maravilla

Para construir este característico rol, Carlos Sobera reconoce haber puesto el foco en «su capacidad para vivir dentro de su propia tontería. Es un personaje tan bobalicón, tan inculto, tan zafio, que, con esta vestimenta, te da posibilidades para dibujarlo».

Y claro, resulta tentador preguntar al actor si encuentra similitudes con quienes ostentan el poder hoy en día. «No te quepa duda. Si vamos a Moscú, renuncio al papel y se lo cedo gratuitamente a Putin, que seguro que lo hacía de maravilla».

Los clásicos siempre cobran vigencia porque van a la esencia de la naturaleza humana

Es en este punto de la conversación cuando subraya que los clásicos siempre cobran vigencia porque «van a la esencia de la naturaleza humana: la pillan, hablan de grandes vicios, de grandes defectos, de grandes virtudes, de las grandes preguntas de siempre. Las trabajan en profundidad, y ese mensaje nunca pierde vigencia, nunca, nunca».

Imagen del espectáculo teatral 'Miles Gloriosus' con Carlos Sobera

Gran esfuerzo de producción para la recuperación del teatro

Avalado por el éxito del prime time televisivo, Carlos Sobera es consciente de que el teatro todavía no ha recuperado las cifras anteriores a la pandemia.

¿Qué debería hacer el mundo teatral para recuperar ese público que todavía prefiere la pantalla para los momentos de ocio? «Yo creo que, por ejemplo en Madrid, los empresarios lo están haciendo muy bien. Alguno puede pensar: ‘se han vuelto locos, hay nueve musicales a la vez’. Pero están haciendo un gran esfuerzo de producción, están poniendo mucho talento sobre los escenarios», asegura.

La gente que se dedica al teatro se merece la recompensa del aplauso porque es maravilloso lo que se está haciendo ahora mismo

El presentador no se arredra a la hora de reconocer el mérito de sus compañeros de las artes escénicas. «El otro día estuve viendo Matilda o Mamma Mia! –me parecen espectáculos soberbios–, El rey león, La fábrica de chocolate, Cantando bajo la lluvia… En fin, grandes producciones, con gran talento y grandes historias; y el público, que tiene ganas de divertirse y pasarlo bien, y vivir un espectáculo único en directo, que no es nunca igual, que nunca se repite, y que no puede ver en el salón de su casa, vendrá a verlo. Y poquito a poquito, se irán llenando los teatros. Ya se está empezando a notar. Los empresarios y las compañías han hecho lo primero que es exigible, que es presentar una gran oferta cultural. Y la gente que se dedica al teatro –no lo digo por mí– se merece la recompensa del aplauso porque es maravilloso lo que se está haciendo ahora mismo».

Y atención porque, ahora que los musicales pueblan con éxito la cartelera de Madrid, el elenco de Miles Gloriosus –que completan Elisa Matilla, Juanjo Cucalón, Antonio Prieto y Arianna Aragón– se reserva una sorpresa final para los espectadores que ocupen cada día las butacas del popular teatro de la Carrera de San Jerónimo, junto a la Puerta del Sol.

Más información y venta de entradas:

Escrito por
Mariajo López TWITTER

Periodista especializada en comunicación cultural y artes escénicas. Redactora jefa de la Revista de TeatroMadrid.

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!