DESENFRENO, AMOR Y MÚSICA

‘The Rhythm of the Night’, un homenaje a la música electrónica lleno de nostalgia

Una experiencia que combina el teatro con una fiesta electrónica para realizar un viaje en el tiempo a la mismísima 'Ruta del Bacalao'

Irene Herrero Miguel
Imagen de The rythm of the night, el musical

‘The Rythm of the Night, el musical’, en La Estación – Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío.

El espectáculo The Rhythm of the Night lleva varios meses llenando de música la cartelera madrileña en La Estación – Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío. La función no es otra cosa que un homenaje a la música electrónica lleno de nostalgia, una invitación a la máquina del tiempo directa a los años noventa, nada más y nada menos que a la mismísima Ruta del Bakalao.

Un viaje en el tiempo

Estamos en el año 1993 y Josito (Luis Maesso), estudiante modelo de «Teleco», está a punto de descubrir el amor. Con este romance, y en compañía de sus dos mejores amigos, descubre también la fiesta, las drogas y los excesos. Attica, Chocolate, Barraca, New World… A través de la historia de este joven de Moratalaz, el público es transportado al corazón de las discotecas que marcaron a una generación y, temazo tras temazo, el elenco nos conduce a través de una época compleja llena de luces y sombras.

Un DJ residente Javier Amaro nos da la bienvenida al show y nos cuenta las instrucciones de este espectáculo, que no es de los que se disfruta agazapado en la butaca. En varios momentos la función se interrumpirá por la estrofa Everybody dance now, de la mítica Gonna Make You Sweat, dando entrada a varias microsesiones musicales en las que el público será invitado a bailar y corear los temas que pincha el DJ.

La música tiene el poder de hacernos viajar y con temas de Paco Pil y Chimo Bayo, entre otros, vuelven desde el fondo de la memoria aquellas fiestas de la juventud, a ritmo de los hits del momento. Además, el inteligente texto de Javier Navares aprovecha aquel humor ingenuo tan de los 90, basado en juegos de palabras para aligerar la tensión y demostrar una autoconsciencia que, por momentos, acaricia la parodia y aleja la propuesta del puro drama. ¡Todo un acierto!

Reconciliarse con el pasado

The Rhythm of the Night propone un viaje amable y tierno a un pasado que para muchos todavía está impregnado de dolor y oscuridad, un reencuentro terapéutico con aquellos que abrieron camino en el mundo de la electrónica, un mundo que durante años estuvo ligado a la noche y las drogas y que actualmente es una industria y un género más dentro de la música. Con humor y cariño Javier Navares, autor y director de la propuesta, ha creado unos personajes buenos con ganas de descubrir el mundo, crecer y amar, unos personajes con los que es fácil encariñarse y con lo que, a ratos, dan ganas de irse a echar unos bailes.

Imagen de The rythm of the night, el musical.

‘The Rythm of the Night, el musical’ es un homenaje a la música electrónica lleno de nostalgia.

El elenco de este particular musical -sin música en directo- demuestra su talento y versatilidad en una puesta en escena compleja que fluye como la sesión de un DJ. Actores y bailarines intercambian sus papeles interpretando con gran destreza números de baile corales o personajes secundarios. Destaca la complicidad del elenco para sostener una función que exige grandes dosis de energía y coordinación. El grupo de jóvenes interpretados por Luis Maesso (Josito), Javier Díaz (Rambo), Alejandro Mesa (Melero), María López Brotón (Elena), Chantal Martín (Sara) y Paula Moncada (Camino) combina la chulería de la juventud con una ingenuidad y unas ganas locas de crecer y descubrir el mundo.

Mercedes Salvadores y Antonio Gómez encarnan a unos padres cariñosos y comprensivos que apoyan esa propuesta de experiencia sanadora. Frente al choque generacional y el conflicto entre padres e hijos, The Rhythm of the Night apuesta por el abrazo y la identificación, llegando a representar al grupo de jóvenes como padres en un futuro que es, en realidad, nuestro presente.

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!