‘Entre Sevilla y Triana’ llega por primera vez al Teatro de la Zarzuela tras más de 50 años perdida

Irene Herrero Miguel

Imagen de 'Entre Sevilla y Triana' de Pablo Sorozábal

No hay nada que nos guste más a los teatreros y teatreras que una buena historia de intrigas. Por eso, tiene todo el sentido la expectación que ha levantado la presentación de Entre Sevilla y Triana en el Teatro de la Zarzuela. Resulta que esta joya del maestro Pablo Sorozábal estuvo perdida durante más de 50 años y esta será la primera vez que la historia de Reyes se suba a las tablas de la gran casa de la zarzuela.

La obra perdida de Sorozábal

Resulta que la obra fue estrenada el 8 de abril de 1950 en el Teatro Circo Price de Madrid, en su antigua ubicación en la Plaza del Rey, y sus últimas representaciones databan del año 1955. Después, silencio. Durante más de cincuenta años nadie supo nada de aquella partitura que se creyó perdida desde las últimas funciones. Fue en el año 2007 cuando Manuel Coves y Curro Carreres la recuperaron en los archivos de la Sociedad General de Autores y Editores con un extra único. ¡Encontraron una versión con anotaciones manuscritas del propio compositor! A partir de aquel momento comenzó a fraguarse el montaje que hoy en día podemos disfrutar en el escenario de nuestro querido Teatro de la Zarzuela, un montaje que se estrenó originalmente en el Teatro Arriaga en 2012.

Un equipo a la altura

Este montaje con dirección musical de Guillermo García Calvo –director musical del coliseo– y dirección de escena de Curro Carreres. Los repartos que darán vida a los personajes están compuestos por Ángel Ódena, Javier Franco, Carmen Solís, Berna Perles, Andeka Gorrotxategi, Alejandro del Cerro, Ángel Ruiz, Anna Gomà, Jesús Méndez, Gurutze Beitia, José Luis Martínez, Manuel de Andrés, Antonio MM, Rocío Galán, David Sigüenza, Lara Chaves, Alberto Caballero o Resu Morales y la espléndida escenografía está firmada por Ricardo Sánchez Cuerda, el vestuario por Jesús Ruiz, la iluminación es de Eduardo Bravo y la coreografía de Antonio Perea. Sin duda, un equipo excepcional para una de las piezas más interesantes del músico donostiarra. 

Protagonismo femenino

La pieza cuenta con un argumento muy moderno y novedoso para su época que presenta a Reyes como protagonista, una mujer, madre y amante, con carácter e independiente al margen de las costumbres y la moral de la época.

Sobre la recuperación del texto, Curro Carreres señala que “el trabajo dramatúrgico con las versiones originales ha sido escrupuloso […] y se ha hecho con el mayor respeto y amor […]. El resultado es un melodrama o comedia dramática de grandísimo interés”. Para Carreres, esta historia de una madre soltera estrenada en plena dictadura franquista nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre los avances vividos en nuestra sociedad hacia la igualdad entre hombres y mujeres, “de ahí que el machismo imperante, las masculinidades tóxicas del pasado, sean presentados desde la perspectiva actual de las necesarias lecturas de género”.

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario