Juan Carlos Rubio explora los recovecos tóxicos del amor en ‘Sensible’

Irene Herrero Miguel

Sensible es el nuevo espectáculo dirigido por Juan Carlos Rubio, quien además firma la versión, protagonizado por Kiti Manver y Chevi Muraday, que se puede ver en Los Teatros del Canal. Un montaje inspirado en la novela epistolar de Constance de Salm, en el que se narra la angustia de una mujer madura de la alta sociedad, en este caso ambientada en Nueva York de 1959 -Homenaje que el director ha querido hacer a la película Imitación a la vida de Douglas Sirk– que intenta desesperadamente volver a llamar la atención de su amante, al que ve marcharse con otra mujer. Un texto que además inspiró a Jean Cocteau para La Voz Humana y a Stephan Zweig para 24 Horas en la vida de una mujer.

Juan Carlos Rubio habla de cómo surgió la idea para poner en escena Sensible “Nace de mis ganas de hablar del amor y de hablar de la obsesión; de hablar de los finísimos límites cuando queremos a alguien y cuando nos obsesionamos con poseer a esa persona y no sabemos diferenciar entre lo que es estar feliz y lo que es estar angustiosamente enamorado”.

Una idea en la que tenían cabida diferentes disciplinas para poder expresar ese amor en todas sus vertientes “El amor y el desamor es un sentimiento que, además de pasar por la palabra, pasa indudablemente por el cuerpo” motivo por el cual Juan Carlos Rubio ha querido contar con Chevi Muraday quien, además de participar en el montaje, este año está celebrando el vigésimo aniversario de su compañía Losdedae “Es un gran reto para mí como intérprete. Es algo muy distinto. En todos mis espectáculos la palabra siempre ha estado muy presente, pero de una forma muy concreta y personal. Es la primera vez que me he tenido que enfrentar a un personaje” y lo hace junto a Kiti Manver que cuenta con siete espectáculos bajo la dirección de Juan Carlos Rubio, quien no deja de proponerle retos a los que ella se lanza sin dudarlo. “Kiti es una kamikaze absoluta, se tiró a la piscina desde el primer momento y eso es algo muy bonito y necesario” admira su compañero de escena. En esta ocasión, además de enfrentarse al grueso del texto, ha tenido que bailar. “A mí, Chevi, me hace moverme en algún momento dado, sabe hacer que los actores que no sabemos bailar parezcamos algo”.

La obra juega con las obsesiones de esta mujer y para ello se plantea que la acción no suceda en un espacio real. Sensible se desarrolla en algún lugar de la mente de la protagonista y para ello Curt Allen ha creado un espacio que da cabida a las energías circulares que fluyen en la historia y que ofrecerán diferentes ángulos desde los que poder ver la función; para ello además contará con la iluminación de Juanjo Llorens y la música de Julio Awad, responsable de dar el tono a la historia, según nos confesó Juan Carlos Rubio, ya que la música fue compuesta varios meses antes de comenzar los ensayos.

Sensible es una propuesta multidisciplinar “En la que hay mucho amor, pero desde unos sitios tóxicos” y que supone un nuevo giro en la carrera de sus componentes.

Texto José Antonio Alba

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario