Todo lo que necesitas para ir al teatro

‘Mercaderes de Babel’, una reflexión sobre si juzgar es la mejor manera de ordenar nuestra convivencia

4 octubre 2019
n

La recién nacida Compañía de Babel, creada por Carlos Aladro y Javier Lara, se presenta en estos días en Madrid con su primera producción Mercaderes de Babel, una versión a cargo de José Padilla sobre el clásico firmado por Shakespeare El mercader de Venecia, que juega con los lenguajes, tanto verbales como teatrales, para poner en pie esta propuesta que ahora podemos ver en el Teatro de la Abadía.

Esta compañía creada con la intención de realizar «experimentos escénicos» según palabras de Aladro, llega «en un momento de nuestras vidas artísticas en las que estamos poniendo en cuestión todo lo que hemos hecho antes» para buscar nuevas formas con las que expresarse sobre el escenario; una declaración de intenciones que nos lleva directos a su primera puesta en escena: Mercaderes de Babel; espectáculo que nace de las ganas del director por trabajar junto al actor Greg Hicks – Actor asociado a la Royal Shakespeare Company desde 1976 – «Hacer un Shakespeare juntos, contando con él como heredero directo del Bardo». De ese deseo y las ganas de explorar nuevos caminos junto a Javier Lara surge la chispa que ha provocado este acercamiento al clásico «shakesperiano», haciéndolo a través de la dramaturgia de José Padilla, del que Aladro dice que es «Especialista en meter mano a los clásicos». A esta Torre de Babel se han incorporado los intérpretes: Natalia Huarte, Ramón Pujol, Alba Enríquez y Juan Blanco y el resto del equipo artístico, creando según su director «un espacio de controversia para ver cómo hacer un Shakespeare hoy».

Mercaderes de Babel «no es un Mercader de Venecia docto, pero sin duda bebemos de él», nos aclara José Padilla, respetándose las palabras de Shakespeare en boca de Hicks, quien interpretará en ingles, frente al resto del elenco que lo hará en castellano, produciéndose, según Javier Lara, tres niveles de narración distintos dentro de la misma propuesta: El de la manera inglesa de trabajar los clásicos, frente a la que tenemos en nuestro país y la metatrealidad; aspecto este indispensable para Aladro: «La metatrealidad es inherente a la propia constelación de teatro renacentista y barroco» declara «para mi es imposible hacer hoy en día un clásico si no es desde una perspectiva metateatral», tanto es así que este «gran crisol de voces encontradas» como lo califica Padilla, toma la escena del juicio del Acto IV del original como eje central para tejer esta propuesta, no solo mostrando el famoso juicio por una libra de carne entre Shylock y Antonio, si no que sirve para extrapolarlo a nuestros días y cuestionar esa querencia actual a «judicializar» cualquiera de nuestros comportamientos. «¿Juzgar es la mejor manera de ordenar nuestra convivencia?» reflexiona Javier Lara, «no solo es un juicio, es también la confrontación de las tradiciones» añade Aladro «nos parece relevante que tenga que venir una instancia legal o normativa a poner orden en los afectos».

Mercaderes de Babel establece además un paralelismo con el Brexit que Hicks pone sobre la mesa «El desafío central es ver siempre a la gente como invasores, como extranjeros, y esto por desgracia, es lo que está ocurriendo ahora mismo en la Inglaterra del Brexit. Las cuestiones que se tratan en la obra: Un ambiente de miedo, de juicio, de prejuicios, de cómo la gente coexiste en este tipo de ambiente, es el ambiente que se respira ahora mismo en Inglaterra».

La propuesta está confeccionada a modo de thriller judicial en el que, como dice Padilla, «nunca sabes qué giro puede llegar» aspecto este que enganchará al espectador, además de comprobar cómo la compañía se enfrenta a un texto que levanta voces en su contra por el tono antisemita que posee, un asunto que los miembros de la compañía zanjan diciendo que para ellos «Toda su incorrección es irrelevante. Es un acto de ficción donde cosas que son barbaridades a día de hoy, se pueden hacer y decir» porque como señala el propio Greg Hicks «Es un artificio artístico «quintaesencialmente» poético». Probablemente este sea otro juicio más que genere debate tras la representación.

José Antonio Alba / @joseaalba

Únete gratis a Teatro Madrid
Creando tu usuario disfrutarás de sorteos y promociones, podrás valorar espectáculos y dejar tus comentarios, acceder al Calendario TM con toda la programación y recibir nuestro newsletter semanal con toda la actividad teatral de la ciudad de Madrid.

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
Hay que ser usuario de Teatro Madrid
¡Únete, es gratuito! Ya somos más de 10.000

¿Ya estás registrado?

He olvidado la contraseña

Crear usuario

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.