Todo lo que necesitas para ir al teatro

[ los números imaginarios ]: Hamlet entre todos

[ los números imaginarios ]: Hamlet entre todos

Carlos Tuñón dirige Hamlet entre todos, una versión libre del clásico de Shakespeare protagonizada por Alejandro Pau. Hamlet no escribe ni lee como el ilustrado del siglo XVI. Este Hamlet es un joven que no ha cumplido aún los treinta años y que ha encontrado en la música su modo de expresión, su conexión con lo que hay más allá. Hamlet renuncia a las palabras porque no definen bien el mundo en el que se encuentran ni a las gentes que lo habitan. La música es su tabla de salvación de ahí que el espectáculo sea un concierto electroacústico.

Este es un espectáculo inmersivo donde es necesaria la participación activa de los espectadores. En ningún caso se pondrá en riesgo la dignidad de los participantes. Cinco ayudantes en escena (la Guardia del príncipe Hamlet) acompañarán en todo momento a los espectadores durante la experiencia guiando sus acciones e intervenciones. El espectador podrá decidir participar o no en la acción y cómo hacerlo.

Sinopsis

Bienvenidos a Elsinore, Dinamarca, el reino del príncipe Hamlet. Al llegar al teatro seréis divididos en cuatro grupos: los hombres adultos representaréis al tío de Hamlet, el nuevo rey Claudio; las mujeres adultas a la reina Gertrudis, su madre viuda; los chicos jóvenes a su mejor amigo Horacio y las chicas jóvenes a su enamorada Ofelia. Todos sois invitados privilegiados de la Boda Real donde sobrevendrán oscuros acontecimientos. Bienvenidos a una experiencia única donde os necesitaremos para construir el mundo de Hamlet entre todos.

Hamlet solo en escena. Podríamos pensar que todo es una proyección de su mente, que todo es conciencia: el espacio, las gradas, los espectadores mirándole, todo es representación, testigos mudos del dolor del príncipe, espectadores silenciosos alrededor de Hamlet, intentando desentrañarle, comprenderle. Hamlet los necesita y los ama, al mismo tiempo que su mirada y su silencio le condenan. Hamlet es la medida del hombre. Desconfía de todos pero les necesita para llegar al final. Podríamos pensar que son fantasmas que le recuerdan su crimen, su egoísmo, su cobardía, su mediocridad, su dolor. O simples espectadores que le desafían. En cualquier caso, Hamlet les necesita como a los cómicos que llegan a la corte para representar su tragedia.

En deferencia hacia los novios, se aconseja vestir acorde a la ocasión, aunque no se exige etiqueta. A los espectadores se les ofrecerá postre y bebidas alcohólicas.

El espectáculo tiene una duración de 4 horas y media con un intermedio.

Vídeo
Fotos
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
    Artículos relacionados
    La Abadía apuesta por el teatro contemporáneo en el segundo tramo de temporada

    La Abadía apuesta por el teatro contemporáneo en el segundo tramo de temporada

    26 noviembre 2019

    El Teatro de La Abadía ya ha presentado el que será el segundo «round» dentro de esta nueva temporada y lo hará, además de con la celebración de su 25º […]

    Póker de Colaboradores para repasar el teatro del 2017

    Póker de Colaboradores para repasar el teatro del 2017

    27 diciembre 2017

    Para Teatro Madrid el 2017 ha siginificado el año del despegue. Un año en el que hemos comenzado a caminar con paso firme, apostando fuerte y con convicción para apoyar […]