La edición conmemorativa se llevará a cabo del 10 al 27 de noviembre

El Festival de Otoño celebra su 40 aniversario marcado por la expansión y la alegría

La programación incluye teatro, danza, circo, teatro de objetos, títeres y performance

Andrea Garriga

La primera edición del Festival se llevó a cabo en 1982 // Foto: Pablo Lorente.

La presentación de la 40 edición del Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid estuvo marcada por dos protagonistas: la expansión de la programación y la alegría del equipo por cumplir cuarenta años sin interrupción alguna. 

Alberto Conejero, el director del festival, remarcó que este «es un festival expandido en muchos sentidos: por el número y la diversidad de las propuestas, por el orígen de estas -van a llegar espectáculos de 18 países- y por los múltiples espacios en los que se va a desarrollar, 31 espacios de toda la Comunidad de Madrid». Esta es la edición con más programación en municipios fuera de la ciudad de Madrid de las últimas décadas. 

Además, expresó que todo el equipo «siente alegría por haber podido estar aquí todos estos años retadores, complicados y de tanto aprendizaje luminoso pese a todo». Y recitó un poema de Carmen Martín Gaite con el que matizó que el «telar de labor» necesario para llevar a cabo la programación de esta edición ha sido «la alegría, la vocación, la dedicación y la fe en este proyecto y en todo su equipo».

También estuvo presente en el acto la Consejera de Cultura, Turismo y Deporte Marta Rivera de la Cruz, que resaltó «la importancia para la Consejería de llevar este Festival a muchos municipios, siendo 12 finalmente los que serán sede del festival». Y reivindica la actividad cultural en poblaciones más pequeñas de la comunidad, mencionando una frase de Alberto Conejero que dice: «el tren a Parla es de ida y vuelta, no va solo en una dirección».

Alberto Conejero aseguró que el Festival ha cumplido 40 años gracias al apoyo del público // Foto: Pablo Lorente.

Una programación que alaba al pasado pero que remarca la importancia del futuro

Esta edición conmemorativa que se llevará a cabo del 10 al 27 de noviembre mira a la historia del festival con el regreso de creadores consagrados pero también al futuro de las artes escénicas con propuestas de creadores emergentes. El festival contará con grandes nombres de la escena internacional como Robert Lepage, Wadji Mouawad, Gabriel Calderón, Tiago Rodrigues, Christiane Jatahy, Jérôme Bel, Ligia Lewis, Marina Otero, Phia Ménard, Baró d’evel o Manuela Infante

No obstante, y según palabras de Alberto Conejero, «no debemos desatender a las compañías que, precisamente ahora, necesitan estímulo, impulso y presencia para poder resistir y ahondar en sus poéticas». Entre estas propuestas de compañías emergentes, se encuentra la colaboración con Surge en Otoño en la que se presentarán, dentro del marco del Festival, la pieza de Julia Nicolau titulada Y todavía somos, y la de Quemar las Naves: Bob o Nunca nadie: La questione del consenso, que se llevarán a cabo en dos espacios nuevos para el festival: el Espacio Exlimite y la Sala Tarambana

Carlos Pulpón es uno de los artistas emergentes que presenta su obra Bob o Nunca nadie: La questione del consenso // Foto: Dani Bezier.

Gran presencia internacional

De los 40 espectáculos programados, 20 son internacionales y proceden de 18 países. Se rescatan nombres históricos como Robert Lepage con la pieza 887 y los belgas tg STAN con Infieles, a partir de un texto de Ingmar Bergman

Pero el protagonista de esta presencia internacional es el programa iberoamericano Orilla abierta que reúne propuestas de Brasil, Chile, Argentina, República Dominicana, Colombia y Uruguay. Además, en esta edición, volverá a ser sede del Festival el Centro Dramático Nacional recibiendo en el Teatro María Guerrero la obra de Entre chien et loup de Cristiane Jatahy.

La ciudad de Madrid será sede de diversas propuestas

La Sala Roja de los Teatros del Canal será el escenario de la inauguración con el espectáculo circense Falaise (Acantilado) de la compañía franco-española Baro d’evel, en coproducción de los Teatros del Canal.

La misma sala recibirá también Sœurs (Hermanas) de Wadji Mouawad, otro de los platos fuertes de este año; Dans la mesure de l’impossible (En la medida de lo imposible) de Tiago Rodrigues, y la propuesta de la creadora Phia Ménard llamada Vortex.

En la Sala Verde, comparecerán los ya citados tg STAN con Infidèles (Infieles) y la argentina Marina Otero, con su impactante Fuck Me (Fóllame). La Sala Negra contará con dos compañías catalanas: Ahir (Ayer) de Animal Religion, desde el circo contemporáneo, y Hammaturgia de Societat Doctor Alonso. Para cerrar la programación en este espacio se producirá el encuentro de Jolente De Keersmaeker, tg STAN y Jérôme Bel en Dances for an actress (Bailes para una actriz), una combinación de teatro físico y la danza tan fundamental en esta edición.

Falaise de Baró d’evel inaugura el Festival en los Teatros del Canal // Foto: François Passerini.

En el Teatro de La Abadía podrá disfrutarse de la creadora chilena Manuela Infante y su Cómo convertirse en piedra, y del dramaturgo y director uruguayo Gabriel Calderón con Ana contra la muerte

A la Sala José Luis Alonso llega la última propuesta de ATRESBANDES, Aspecto global de una cuestión. Por último, Poliana Lima protagonizará uno de los estrenos absolutos de este año con Oro negro

En una de las salas históricas del Festival, la Sala Teatro Cuarta Pared, podrá admirarse Fenómeno de Quim Girón y Moon Ribas, y Nowhen de Federica Porello, un cruce entre la danza y el teatro de objetos. El tercer espectáculo de este ciclo es Where is Janet? (¿Dónde está Janet?) de Janet Novás, que se exhibirá en la Sala Réplika

A la Sala Mirador llegan dos espectáculos: Interior noche de los madrileños Serrucho y Petróleo de la compañía argentina Piel de Lava. Los colombianos de La Maldita Vanidad y su El Palmeral tendrán como sede el Teatro del Barrio. También se podrá disfrutar con la vuelta de La Columna Durruti con su conferencia performática Nocturno de Ulrike o el sujeto histórico, en el Teatro Pradillo y también con el segundo espectáculo de Marina Otero, Love Me (Ámame), que completa el díptico con Fuck Me y que se programa en la Sala Réplika.

Desde República Dominicana y Estados Unidos procede Deader than dead (Más muerta que muerta) de Ligia Lewis en colaboración con La Casa Encendida. Desde Brasil, llega la danza frenética de Bruno Beltrao y su New Creation (Nueva Creación) en el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque, donde también se presentará Barbados en 2022, de Pablo Remón y La Abducción, con Fernanda Orazi y Emilio Tomé

Además, este año se incorpora la Quinta de los Molinos como escenario del festival con un espectáculo mágico: Songe d’une forêt oubliée (Sueño de un bosque olvidado), de los libaneses Kharaba, que ya cautivaron en 2021 con Geología de una fábula.

Poliana Lima, coreógrafa y bailarina brasileña, estrena Oro negro // Foto cedida por el Festival de Otoño.

25 de las 40 propuestas se expandirán por el resto de municipios

Gracias a la colaboración decisiva de la Red de Teatros de Comunidad de Madrid diversas ciudades podrán disfrutar del ya citado Robert Lepage, del espectáculo para niños de 2 a 5 años y las ideas vuelan de Animal Religion, con el teatro de títeres y objetos de Teatro Percutor y Compañía Antártica, con la creación contemporánea de La Chachi, Los Torreznos, María Velasco y Vanessa Espín, o la exploración de Nao d´amores del lorquiano Retablillo de Don Cristóbal.

Un festival por y para el público

En palabras Alberto Conejero «confiamos en que los espectadores vuelvan a acompañarnos en esta edición, ya que el hecho de que se lleve a cabo es mérito del equipo pero sobre todo de los espectadores, tanto de la comunidad de Madrid como de fuera de esta». Y recuerda que «el año pasado hubo una ocupación del 90%». 

Para que el público tenga facilidad de disfrutar de diversas propuestas, se ha habilitado un abono progresivo con descuentos de hasta un 50% con la compra de entradas para varios espectáculos. 

 

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario