XXV EDICIÓN DE LOS PREMIOS MAX

El mar y «la montaña»: los grandes protagonistas de los Premios Max

'Canto jo i la muntanya baila' ha sido la gran triunfadora con tres galardones

Irene Herrero Miguel

El mar, a veces tranquilo y a veces violento, ha sido el gran protagonista de esta XXV Edición de los Premios Max que ha estado muy repartida. Canto jo i la muntanya baila ha sido la triunfadora de la noche con tres premios. Una noche sin luna, Baile de bestias y CreAcción la siguen de cerca con dos reconocimientos

Un año más Fundación SGAE ha organizado el encuentro de las artes escénicas por excelencia en la que ya es la XXV edición de estos premios. El Teatre Principal de Maó, Menorca, ha sido el escenario de esta gala cercana e íntima dirigida por el dramaturgo Josep-Pere Peyró y la coreógrafa Mar Aguiló en la que ha habido espacio para el humor, pero también para la poesía y la danza. Los premios han salpicado múltiples producciones y los premiados y premiadas han dedicado palabras comprometidas y emocionantes contra la guerra, la discriminación, el machismo y la injusticia y han defendido la diversidad y la colectividad.

Canto jo y la muntaya balla

El premio a la mejor dirección de escena ha sido para Guillem Albà y Joan Arqué por Canto jo y la muntaya balla. «Aunque nos den un premio por un espectáculo serio, vamos a seguir siendo payasos» han afirmado los galardonados.

«Aunque nos den un premio por un espectáculo serio, vamos a seguir siendo payasos»

Los dos directores han hecho una llamamiento a los programadores de la capital con mucho sentido del humor: «en julio vamos a Barcelona, pero queremos ir a Madrid ¿dónde tenemos que ir?». Judit Neddermann ha recibido el premio a mejor composición musical para espectáculo escénicopor su trabajo en esta función, así como Alfred Casas y Laura Clos «Closca» por el diseño de espacio escénico.

Unos premios muy repartidos

Una noche sin luna ha recibido el premio al mejor espectáculo de teatro y Juan Diego Botto se ha llevado el galardón a mejor actor. Aunque el intérprete no ha podido estar presente porque estaba en un rodaje, su hermana Nur Levy, ha transmitido sus palabras y un sentido homenaje a su madre y maestra Cristina Rota por enseñarle a «comprometerse con la vida y la profesión», que para ella son las mismas caras de un mismo viaje. Además, ha dedicado unas palabras para «las personas que, como Federico García Lorca, esperan en las cunetas de nuestro país a que se haga justicia, a que sus restos puedan tener una sepultura digna».

El premio a mejor actriz ha sido para Mónica López por De qué parlem mentre no parlem de tota aquesta merda, que ha dado las gracias a la compañía responsable del espectáculo La Calórica por su «estrepitosa capacidad de trabajo».

«Muchas gracias a todos los «no» que me han dicho porque me han hecho ser quien soy en mi profesión»

Jesús Carmona se ha llevado también dos premios por Baile de bestias: mejor espectáculo de danza y mejor intérprete masculino de danza. El bailarín ha confesado sentirse agradecido por «todos los «no» que me han dicho porque me han hecho ser quien soy en mi profesión» y ha pedido que «si algún niño os dice que quiere bailar, por favor apóyenlo».

El premio a la mejor intérprete femenina de danza ha sido para Lucía Lacarra por In the still of the night que ha afirmado que «solo no se llega a ningún sitio».

El premios al mejor diseño de iluminación ha sido para Nicolás Fischtel por CreAcción. Iratxw Ansa e Igor Becovich han recibido el premio a mejor coreografía por la misma función.

Ana Garay ha sido la ganadora del premio al mejor diseño de vestuario por Rebelión y Unahoramenos Producciones se lleva a casa su manzana por Moria. El productor ha compartido una reflexión sobre las crisis migratorias y la necesidad de repensar a raíz de la guerra en Ucrania por qué existen refugiados de primera y de segunda.

El premio al mejor espectáculo de calle ha sido para Alter de Compañía Kamchàtka, que ha destacado el reto de gestionar su compañía de forma absolutamente colectiva y ha dedicado el premio a «todos aquellos a los que a veces no vemos».

La mallorquina Samanta Hudson acompañada por una banda de músicos baleares dirigidos por el ibicenco Miquel Angel Aguiló ha interpretado una versión en catalán de la canción Parole parole de Mina Mazzini. Hudson ha triunfado con un look arrebatador inspirado en Afrodita y un pelazo rubio al más puro estilo Marilyn Monroe, aunque según sus propias palabras «Yo voy un poco Ainhoa Arteta, más teta que Ainhoa».

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario