NUEVA TEMPORADA TEATRO DE LA ZARZUELA

El Teatro de la Zarzuela muestra horizontes para la temporada 24-25

Llega ‘Zarzuelita’, propuesta dirigida a la primera infancia

Belén Gordo

Para planificar un proyecto en este momento, en el que cualquier detalle se organiza de forma milimétrica porque nos falta tiempo (o eso parece) para todo, hay un montón de tutoriales y artículos en los que nos cuentan cómo hacerlo. Todo fácil, al menos a bote pronto. Nos hablan de la definición de objetivos, de seguimientos, de fases, de puestas en marcha, de resultados. Estos textos suelen muchas veces redactarse como una larga lista en la que se usa el anglicismo “tip” sustituyendo a “recomendación”, “clave”, “consejo” o “truco”. ¿Habrá, si buscamos en la red, la respuesta a la pregunta de ‘20 tips para crear la programación de un gran teatro’? Supongo (y espero y deseo) que no. Y es que cuando el proyecto del que hablamos tiene que ver con el arte y con la creatividad encontrar ese equilibrio entre eficiencia, calidad, deber, querer, crear y obrar ha de ser una tarea complicada pero única.

Imagen de 'La Gran Vía' de Proyecto Zarza.

Imagen de ‘La Gran Vía’ de Proyecto Zarza.

Las programaciones traslucen los sueños y anhelos de los que los construyen y esta es la primera temporada del Teatro de la Zarzuela que diseñan su directora, Isamay Benavente, y el director musical de esta entidad, José Miguel Pérez-Sierra. Se traslucen distintas claves (¿tips?) a través de lo que veremos sobre sus escenarios: estarán presentes títulos imprescindibles del repertorio, se fomentarán las colaboraciones con teatros (nacionales e internacionales) e instituciones, acortarán kilómetros de distancia con América Latina, darán visibilidad a los logros y aportaciones de las mujeres en el teatro y, por si todo esto fuera poco, hay que seguir trabajando para ampliar el rango de edad del público.

Llega la temporada 24-25 al Teatro de la Zarzuela con un horizonte – que suena más poético que objetivo) – elevado porque, como destaca su directora, en este género “somos muchos y aún tenemos que ser más”.

Los títulos líricos de la temporada

Una nueva producción de Marina abrirá la próxima temporada con la dirección musical del maestro titular del teatro, José Miguel Pérez-Sierra, y la dirección de escena de Bárbara Lluch. En el mes de octubre veremos este trabajo creativo con las espléndidas voces de la soprano Sabina Puértolas, el tenor Ismael Jordi y el barítono Juan Jesús Rodríguez.

Explicaba Isamay Benavente que tiene la intención de “transitar por todas las formas del género”. Prueba de ello es que a esta ópera de Emilio Arrieta, se le sumarán los títulos de dos zarzuelas grandes del Maestro Pablo Sorozábal, La del Manojo de Rosas y La Tabernera del Puerto, el género chico que estará representado por El Bateo, La Revoltosa y La Gran Vía – título que ocupará los sueños y ganas del Proyecto Zarza – y la revista La Corte del Faraón.

Imagen de 'El bateo/ La revoltosa' con Juan Echanove.

Imagen de ‘El bateo/ La revoltosa’ con Juan Echanove.

Todas las producciones cuentan con equipos artísticos y repartos de decisivo prestigio que defenderán las propuestas elegidas en el gran escenario de nuestro género lírico.

Mujeres transgresoras en el siglo XVIII: Cómicas, tonadilla escénica

Una de las piezas clave de este puzzle es dar visibilidad a la mujer como artista. De hecho, una de las novedades que trae esta temporada es el espectáculo Cómicas, una tonadilla escénica que será “un homenaje a mujeres que revolucionaron la escena en la segunda mitad del siglo XVIII”. Poco se conocen algunas figuras que fueron, no sólo intérpretes y actrices sino  empresarias teatrales y que se han relegado injustamente al olvido. De ahí este ejercicio de visibilidad a estas mujeres artistas. Es el caso de “la pulpillo”, apodo de María Josefa Juana Benita, o de “la caramba”, sobrenombre por el que se conocía a la cómica María Antonia Vallejo Fernández.

Quizás uno de los ejercicios más significativos de visibilización y reconocimiento de las aportaciones que hizo como creadora es el de María de la O Lejárraga, cuya obra, recordamos, vio la luz en muchos casos bajo la firma de su marido. En el mes de noviembre también contará en el Ambigú con un homenaje, el concierto Letras Silenciadas, que conmemorará el 150 aniversario de su nacimiento.

Este es uno de los conciertos recogidos bajo el título de ‘Memoria y olvido’, una iniciativa que tiene como finalidad rescatar de ese injusto limbo de la memoria a artistas a cuento de alguna fecha relacionada con su biografía. Además, del homenaje a Lejárraga, también destacamos en el Ambigú, Un tal Oudrid con la soprano Carolina Moncada, el tenor Juan de Dios Mateos y el barítono César San Martín. Por otra parte, podremos ver en la Sala Principal, Pasión por Chavela, un espectáculo con Pasión Vega y Mario Gas para el 27 y 28 de diciembre y Recordando a Marchena con Sandra Carrasco y David de Arahal.

Cruzando el Atlántico

En las maletas y los barcos que fueron y vinieron entre España y América Latina, viajaban las canciones y ritmos que navegaban entre una orilla y otra. Que el vínculo musical – y de otras manifestaciones artísticas- entre España y América Latina es fuerte no es ni viejo ni nuevo. Sencillamente es. Esa mirada y ese “estrechar lazos con Latinoamérica” es también otras las vigas que arman esta nueva etapa. Fruto de ello será el ciclo de conciertos ‘Cruzando el Atlántico’ y también la ópera de cámara en dos actos Patagonia, una producción de 2022 del Teatro del Lago y el Teatro Biobío de Chile que se estrenará en España en el mes de febrero en el Teatro de la Zarzuela.

Detrás está uno de los retos que siempre ha estado presente en la dirección de Isamay Benavente. Estrechar lazos con América Latina, llevando allí producciones españolas y trayendo y observando también lo que se está haciendo en aquellos países.

De esta manera se intentará crear lazos con otros auditorios y teatros de América, pero también con otros teatros de España con el fin de ampliar el público y, de alguna manera, democratizar más la oferta de estos espectáculos.

Zarzuelita y otros proyectos pedagógicos

Construir un público para el futuro también está, casi de manera constante, entre los desafíos del Teatro de la Zarzuela. El público de la Zarzuela es fiel y es, además, un seguidor incansable del género. Una de las fórmulas para conseguir crecer más y acercar nuestro patrimonio cultural a las generaciones más jóvenes, es ampliar el espectro de edad con distintas propuestas escénicas.

Al Proyecto Zarza (zarzuela hecha por y para jóvenes) se suma Zarzuelita, una iniciativa pensada en este caso en los más pequeños de la casa. Dejemos que escuchen Zarzuela desde los 0 años incluyendo en el juego las melodías que conforman nuestra identidad musical. Es, sin duda, una manera de fomentar y proteger “los derechos culturales de los más pequeños”. Se trata de una interesante y novedosa iniciativa que acerca además el género no sólo a los más pequeños, sino también a sus padres y madres, muchos de los cuales tampoco conocen a fondo el género lírico.

Además, en el marco de la labor divulgativa que desempeña este teatro público, también se ha diseñado una red de visitas virtuales para los centros escolares, conscientes de lo importante y primordial que es que en los centros educativos sean prescriptores de nuestra música.

Regeneración y apoyo a los jóvenes artistas y creadores

El director musical del Teatro de la Zarzuela, José Miguel Pérez-Sierra, ha destacado que para él desempeñar este cargo en este teatro “significa muchas cosas”. Debutó allí con 25 años y recordaba Pérez-Sierra, emocionado, a Miguel Roa como una de las primeras personas que le arropó. Pero no sólo ese hito une al maestro con el Teatro de la plazuela de Teresa Berganza. Contaba que este ha sido “su teatro” desde que lo pisó como público por primera vez con 3 años. Desde sus palcos ha aprendido a querer la Zarzuela. Asegura el director de orquesta que “los más veteranos de la casa aún se acuerdan de aquel Pérez-Sierra en pantalón corto”. Para él, por todo ello y también por todo lo que ha podido dirigir y trabajar en este teatro, “esto no es un trabajo, es algo en lo que creo y es una maravilla poder estar aquí para defenderlo”.

Además de destacar el magnífico equipo técnico, ese equipo que “ustedes no ven pero sin los cuales nunca podríamos salir a escena”, también, a nivel musical destaca a la ORCAM, la Orquesta de la Comunidad de Madrid, que “está viviendo un momento de crecimiento extraordinario” y al coro titular del Teatro de la Zarzuela que “es uno de los mejores coros del país y que tiene la guía magistral de Antonio Fauró”.

Durante la presentación a lo medios el maestro ha hablado de cierta vocación pedagógica que ha comenzado ya a aplicar también a las audiciones, un momento bastante difícil e ingrato para los artistas. Pérez-Sierra ha contado que “cuando sospechamos que detrás de esa audición puede haber algo que no han mostrado, les convocamos a sesiones de trabajo” que realiza él personalmente. Estos jóvenes artistas – asegura- son patrimonio de presente y de futuro y hay que cuidarles y ayudarles a crecer. En este sentido, también menciona lo importante que es “hacer crecer directores jóvenes en esta casa”, entre otras razones, porque no trabajan la zarzuela en los conservatorios.

Apuesta por la danza

Imagen de ‘Afanador’

En esta programación se incrementan hasta el doble las propuestas de Danza que contarán con la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Nacional de España. La primera repone la exitosa La Sylphide, y el Ballet Nacional presentará Afanador. También podremos disfrutar en este escenario de Nocturna, tercera colaboración de la coreógrafa y bailaora Rafaela Carrasco –Premio Nacional de Danza en 2023– y el dramaturgo Álvaro Tato. Además también nos sumergiremos en la obra en la que Federico García Lorca estaba trabajando cuando fue asesinado a través de Comedia sin título.

Puedes ver toda la programación del Teatro de la Zarzuela aquí.

Consigue toda la información de los abonos de Zarzuela a través de este enlace.

Escrito por
Belén Gordo

Periodista, guionista, locutora, podcaster y despistada profesional. Siempre es buen momento para aprender y el Teatro es un aula perfecta para ello. Admiradora incondicional del cine, la radio y la Zarzuela.

Artículos relacionados
Recitar Shakespeare cocinando una tortilla

Recitar Shakespeare cocinando una tortilla

Oriol Pla es uno de los talentos más cotizados en nuestro país. Después de logros escénicos como Ragazzo, se rodea de su familia al completo para recuperar el aplaudidísimo espectáculo Travy, que […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!